Detenidos los dos supuestos autores de tres robos con intimidación cometidos sobre tres vecinas de Villena

La Guardia Civil ha detenido en Villena a dos personas por ser los presuntos autores de tres delitos de robo con intimidación, cometidos sobre tres mujeres, vecinas de dicha localidad.

Los días 22, 24 y 25 de septiembre de 2019, 3 mujeres presentaron sendas denuncias manifestando, cada una de ellas, hechos similares; las 3 denunciaron haber sido víctimas de un robo con intimidación, en el cual, un autor sin identificar, les amenazaba con un cuchillo de grandes dimensiones, sustrayéndoles, en 2 de los 3 casos, dinero en efectivo (a una mujer 200 euros y a otra 150 euros).

Ante la gravedad de los hechos delictivos denunciados y, para evitar la comisión de otros posibles nuevos robos, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Villena comenzaron, a contrarreloj, con las gestiones de averiguación necesarias para el esclarecimiento de los hechos.

Ese mismo día, lograron identificar y localizar a un hombre, español de 42 años, quien fue reconocido por una de las víctimas, como el autor de uno de los tres robos con intimidación, aunque no así por las otras dos denunciantes.

Ante esta desavenencia, los agentes continuaron con la investigación, descubriendo, dos días después, que había un segundo autor, un español de 31 años quien, para sorpresa de los investigadores, había cometido, supuestamente, los otros dos robos con intimidación.

A raíz de la investigación, la Guardia Civil llegó a la conclusión de que se dio la casualidad de que los dos detenidos actuaban cada uno por su parte, es decir, que no había connivencia alguna entre ellos y que, si bien la franja de tiempo en la que se habían producido los robos y que el modus operandi de ambos autores eran exactamente iguales, se debía todo a la casualidad.

Ambos detenidos ya han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial, quien ha decretado la libertad provisional de los dos, teniendo que comparecer en dependencias judiciales para firmar los días 1 y 15 de cada mes, quedando a la espera de juicio.

Cabe destacar la importancia de estas dos detenciones, debido a la considerable alarma social que estos tres robos habían provocado en la localidad, por la peculiaridad de los hechos; los autores elegían a mujeres como sus principales víctimas, en especial, aquellas que se encontrasen solas en la vía pública, a avanzadas horas de la noche o a trabajadoras de establecimientos, que se encontrasen solas en el local, en ese momento.

Los autores usaban la intimidación para lograr su botín, usando para ello un cuchillo o navaja de grandes dimensiones, tras lo cual las víctimas les facilitaban el dinero en efectivo, sin oponer resistencia.